En el barrio La Candelaria, además de la historia, late el presente de Bogotá, Colombia. Hoy en día, vale la pena sorprenderse con los restaurantes internacionales, los cafés que invitan a la bohemia, las galerías artesanales y los centros dedicados a la cultura que reciben a diario a miles de personas llegadas de todos los confines del planeta. Un plan que solo o en grupos resulta inolvidable.